martes, 14 de noviembre de 2017

En medio de este instante


(Instantime) 



Estoy en medio de este instante
Dejando los versos correr  
El tiempo no hace otra cosa que suceder
Sucesivo como es, en esencia incesante


Nada hay más imprevisible que el ayer
Su naturaleza es la de un interrogante
Y nada tan inalcanzable como el mañana  
Que a inalterable distancia huye hacia adelante


En tanto que el presente es interminable
(No lo pienses como un lugar preciso exactamente
Sino como una inasible corriente innumerable
Y sin embargo la misma, siempre)
Substancia invariablemente cambiante
Estoy en medio de este instante 


jueves, 9 de noviembre de 2017

Haikus para la Ofelia de Millais y un tanka como final


(Ofelia de John Everett Millais)


Ofelia sueña
A orillas del río
De lo eterno


Su pálida piel
De luna reverbera
Al ras del agua


Gimen las hojas   
Sus ojos miran sin ver
La brisa en flor


En algún nido
Aletea un ave    
Rasga la calma   


Dulce Ofelia
Luce en el estanque
Flota, suspira
Entre los nenúfares
De la corriente mansa


lunes, 6 de noviembre de 2017

Dejo constancia (9)






Puede ser sin permanecer
Como la niebla o el rocío
Puede ser sin estar
Es decir, sin tener lugar
Como un verso perdido
Algo como el olvido
Como un reflejo sin espejo

Como un poema en blanco



viernes, 3 de noviembre de 2017

El silencio no existe


(Dibujo de Alejandra Pizarnik)



Alejandra tiene razón
“El silencio no existe”
Todo lo que ves lo prueba
Puedo comprender
En qué consiste


“El silencio no existe”
Suena en los ojos
Toda imagen es audible
Cada color vibra, se escucha
Hasta los espejos dicen
A su manera, repiten
Sobre sus nítidas superficies
Los ecos de las formas (que)
Como reflejos, persisten


“El silencio no existe”
La poesía lo describe
Y en ella resiste
Lo que los sueños insisten 
En dilucidar
Lo que la luz hace sonar
Su canto desierto
Su discurso vacío de silencio





Bolsa de Gatos 341/350




350. “Los gatos negros sólo traen buena fortuna y alegría”, dice Rita Lee, con Sofía en brazos. “Vivo rodeada de gatos de todas clases. Ellos son lo realmente divino para mí.”




349. El 18 de Octubre de 1963, a las 8:09 de la mañana, desde una base en Argelia despegó el cohete Veronique 47 en cuya capsula acoplada viajaba una gatita blanca y negra llamada Félicette, la que había sido encontrada en las calles de París, adiestrada durante un año, operada durante diez horas para implantar en su cerebro los electrodos de medición que permitieran monitorear y analizar sus reacciones a 130 millas de altitud con una aceleración de 9,7G, las que resultaron completamente tolerables para quien se convertiría en “la primera francesa en llegar al espacio, sobrevivir y regresar” a su hogar en el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) de Francia.




348. “Mis manos coloradas en el agua están sin gatos ahora / Aquí sentado solo en la oscuridad / Mi cabeza con forma de ventana se inclina con tristes cortinas / Estoy sin gatos casi cerca de la muerte / Detrás de mí cuelga en la pared mi último gato / Muerto por mi mano hinchada de alcohol / Y en todas las otras paredes del ático al sótano / Cuelga mi triste vida sin gatos…” (Extraño a mis queridos gatos, poema de Gregory Corso)




347. Las enciclopedias aseguran que el gato fue domesticado en el antiguo Egipto. Venido del salvaje desierto de Nubia en algún momento entre las dinastías VI y XII, 2000 años antes de Cristo aproximadamente, el gato tardó relativamente poco tiempo en integrarse a la vida familiar en una sociedad con una economía agrícola como la egipcia, la que inmediatamente supo asignarle una función concreta, como era la de cazar roedores, principal plaga para los cultivos y depósitos de cereales. Pero lo realmente interesante es que debido al florecimiento económico bajo su protección, el gato devino en un animal sagrado, en una deidad, por lo que se le dedicaron templos y criaderos en Bubastis, ciudad en la que se le rendió culto y en la que se le celebraron fiestas y ceremonias anuales a las que el pueblo acudía en multitudinarias peregrinaciones para llevarse ejemplares de gatos protectores a sus hogares… (Pintura de Edwin Long de 1878)




346. “En realidad no tengo nada que ver con los personajes seductores que protagonizo en las películas, vivo solo con mis siete gatos y estoy pensando en tener varios más. Los amo, siento gran admiración por ellos. Me gusta viajar, además, coleccionar mapas antiguos, soy fanático del golf y tengo serios problemas con la bebida, por lo que no sé convivir en pareja y prefiero la compañía de mis gatos." (Hugh Grant)




345. Agnes Ayres fue actriz de muchas películas del cine mudo, pero la hizo famosa  su papel de Lady Diana Mayo, como co-protagonista de la película de George Melford, "El Sheik". Aquí la vemos en un set de filmación jugando con Tino, obsequio de su compañero de reparto, Rodolfo Valentino, y quien inspiró que llamara así a su gato.




344. La obra de Romero Britto, pintor nacido en Recibe, Brasil, combina elementos de cubismo estereotipado y pop-art naif, y tiene en los gatos, asegura el artista, “su inspiración esencial”.




343. "A sus sesenta años el poeta cubano Delfín Prats pasa los días en su casucha a 8 kilómetros de la ciudad de Holguín junto a tres sillas, una cama, un tocadiscos, una bicicleta, unos mapas pegados en las paredes de color azul y su inseparable gato Amarillo. A finales de los años 60 su libro ‘Lenguaje de Mudos’ fue secuestrado y destruido por las tropas de la revolución. Enviado luego a las UMAP por el delito de ser homosexual y pese a que estudió ruso en la URSS jamás le permitirían trabajar como traductor. Hoy se dedica al silencio en compañía de su gato Amarillo…" (Extracto de un artículo aparecido el sábado 31 de enero de 2015 en cubanet.org e ilustrado con una de las pocas fotos existentes de este valiente poeta disidente junto a su gato Amarillo)




342. "Una mañana me levantan de la cama los maullidos de mis gatos, me miraban aterrados, como si yo fuera el mismísimo diablo, estaban inquietos, embestían la puerta de mi casa de Redwood City buscando salir. Era un día de sol y no parecía estar aconteciendo nada extraño, de modo que les abrí la puerta para que se fueran, pero antes de que entrara el aire siquiera, escaparon corriendo en diferentes direcciones. Yo no entendía qué rayos les había dado, cuando de pronto, todo el terreno comenzó a vibrar y a moverse... Sólo un rato después, cuando encendí la tele, supe lo que mis gatos sabían desde antes que yo: un fuerte sismo había resquebrajado buena parte de California. Y eso es lo que pienso yo de los gatos.” (John Lee Hooker)




341. Santiago Maldonado promociona sus trabajos como tatuador desde su cuenta de Facebook hoy inactiva. Entre los modelos de tatuajes que ofrece realizar podemos encontrar este gato de tan bella expresiva mirada de gato. Hoy 1 de octubre se cumplen dos meses de su desaparición... Los argentinos necesitamos saber qué pasó con él, seguimos queriendo saber ¿Dónde está Santiago Maldonado?


lunes, 30 de octubre de 2017

Satie



(Erick Satie por Santiago Rusiñol)



Suena Satie, su esbelta sedosa música
De lánguidos tonos grisazulados
Sus dulces melancólicos acordes para piano acarician
La sonora quietud que mana de mi gato
Adormilado y alerta
Sobre la cama vacía
Entre las pálidas sábanas revueltas, ya frías  


“Un sutra dice que deberías saber leer
El medioambiente, cada suceso
Como expresión del sagrado universo que sale de vos”
Una suave brisa se adentra en mi habitación
Viene del cielo que luce ese color de vidrio empañado
Con el que Suzanne Valadon pintó a Satie
Antes de abandonarlo


Dos moscas doradas copulan
Entre los pétalos de una rosa china en flor
Lenta la tarde se inclina sobre mí 
Envuelto en nostalgias y melodías
Gnossiennes y Gymnopédies
Elusivas como las sombras, inasibles como la luz
Y nunca demasiado explícitas como en Satie 



(Erik Satie por Suzanne Valadon)



(Erick Satie Piano Works)


miércoles, 25 de octubre de 2017

Caminar


(Imagen de Dariusz Klimczak)



Caminar es desandarse
A cada momento
Sin cesar viene a tu encuentro
Lo que fuiste dejando atrás
Caminar es sucederse
Sin siquiera moverse de lugar
Viene a vos tu destino
Por el mismo camino que vas
Caminar es adentrarse
Los hechos son meros simulacros 
La verdad se vuelve cada vez menos cierta
Y un poco más real 


jueves, 19 de octubre de 2017

Algo como un poema de haikus para Turner





Hebras de bruma   
Que el viento deshace
Entre destellos


Barco perdido
Sin rumbo ni destino
Color sombrío






Cae la tarde
Oleajes de nubes
En su memoria


Viene del azul  
Un canto de sirenas
Va William Turner 






Como Ulises
Atado a un mástil
Arde de furor


Tan sólo quiere
Verse cara a cara
Con la tempestad  







Poder capturar 
Cada fugaz detalle
De su alarido 


Para dejarlo
Eternamente vivo    
Sobre la tela 






domingo, 1 de octubre de 2017

Tanka para William Turner






Serán tormenta
Revolcándose juntos
Entrelazados   
Los cuerpos transparentes
Del agua y el aire


Bolsa de Gatos 331/340




340. Helenita Paz Garro llegó al apartamento en Cuernavaca donde hacía meses su padre era asistido por una enfermera de tiempo completo, en tanto su madre pasaba los días junto a sus nueve gatos: Federico, Lola, Wendy, Pico, Liza, Silvestre, Nino, Corat y Pancho. Helenita llegó para esperar el desenlace y, durante la semana siguiente, no tuvo más remedio que volver a escuchar las anécdotas que su madre Elena Garro siempre le contaba sobre sus gatos: “De cuando tuvo que darle una propina a la mucama del Ritz de París para que le dejara tener en el baño de la habitación al gato que encontró por la calle”, “de cuando casi rompió su amistad de tantos años con Adolfo Bioy Casares por no haber tomado los recaudos necesarios para evitar que sus gatos se perdieran en el campo que el escritor tenía en la pampa argentina” o “de cuando el hombre de su vida, el poeta Octavio Paz, al fin le confesó que sentía celos de sus gatos porque sabía que ellos le disputaban su amor…”




339. “¿Que qué es el éxito para mí?... Disfrutar de mi familia, mis amigos y mis gatos.” (Ed Sheeran) 




338. Los jugadores de la Selección Uruguaya de Fútbol Mathías Corujo, Fernando Muslera y Egidio Arévalo Ríos, entre otros, participaron de la campaña de adopción de gatos patrocinada por la Fundación Celeste en apoyo de la Asociación Animales sin Hogar de Uruguay.




337. “Una vez le propuse a Charlie Mingus que escribiera la música para una película mía y él me contestó que sí, que con todo gusto, siempre y cuando yo antes le ayudara a limpiar su departamento que estaba lleno de mierda de gato, lo que me pareció atendible, porque amo a los gatos y sé que hay que acondicionarles un buen lugar para que puedan hacer sus necesidades, por lo que una tarde fuimos con mi asistente y limpiamos su departamento. Al tiempo Mingus cumplió con su parte del trato y escribió la música para 'Shadows' y me la trajo al estudio y quedé encantado. Pero cuando nos despedimos recuerdo que me dijo: Sabes?... Echo de menos la mierda de mis gatos.” (John Cassavetes)




336. "Há um deus único e secreto / em cada gato inconcreto / governando um mundo efémero / onde estamos de passagem / Um deus que nos hospeda / nos seus vastos aposentos / de nervos, ausências, pressentimentos / e de longe nos observa / Somos intrusos, bárbaros amigáveis / e compassivo o deus / permite que o sirvamos / e a ilusão de que o tocamos…" (Os gatos, poema de Manuel António Pina, Prémio Camões 2011) 




335. En elfinancierocr.com encontré una entrevista a Jan Zoellner, CEO del Grupo Bayer para Centroamérica, donde el ejecutivo afirma: “Trabajo muchas horas al día, vivo solo con mi gata Tyra. Es todo lo que necesito”.  




334. Esta versión de “La Última Cena” fue pintada alrededor de 1486 por Jaume Huguet. Cristo ocupa el centro de la mesa, rodeado por sus discípulos. Juan se recuesta sobre su hombro. El cordero pascual está servido en bandeja. Todo tiene como un halo de sacra naturalidad, excepto el enigma encarnado en un gato debajo del banco, entre los pies de los discípulos, yendo a cazar a un cuervo en el extremo opuesto de la obra...




333. La artista tatuadora Katherine Von Drachenberg Galeano, “Kat Von D” en las series televisivas L.A. Ink y Miami Ink, devociona a los gatos Sphynx, a los que condidera sus divinidades, y tiene varios: Piaf, Ludwick y Poe son algunos de ellos. 





332. “…Ni siquiera por los espejos de las casas de putas cruzan los fantasmas de los gatos muertos en un desván, se cuelan por la claraboya y después no pueden salir y se mueren de hambre, durante unos días maúllan con la esperanza de que alguien los oiga y les abra la puerta pero después se aburren y acaban muriendo en silencio, es más digno pero también más doloroso morir en silencio que a gritos, los caballeros mueren en silencio porque no temen la muerte, hasta la desean, están tan hartos de representar su papel de caballeros que hasta desean la muerte, por tu espejo no se pasean los fantasmas de los gatos vivos, los gatos de Angora, los gatos persas, los gatos siameses, ni tampoco los fantasmas de los gatos muertos en los desvanes, los gatos negros, los gatos blanco y negro, los gatos atigrados, por tu espejo plano de luna comida por la humedad, por tu espejo para­lelepipédico, en el que puedes lamerte la herida de la espalda… (Fragmento de San Camilo, 1936, novela de Camilo José Cela)




331. “Lo encontré en una calle de Tennessee. Es muy gracioso y divertido. Cuando estornuda parece un pato. Pero también suele inspirarme letras de canciones o me da ideas para la gráfica de mis discos. En el que acaba de salir a la venta estoy en la portada con él en brazos. Amo a mi gato Myffy.” (Robyn Hitchcock)


domingo, 24 de septiembre de 2017

Inciso a)


(Man Ray - 1937)




La poesía es el intento de describir el silencio
Sus desiertas formas
Desnudas sombras
Su color vacío
La estentórea inmensidad que derrama


La poesía es el intento de describir el silencio
La mirada lo logra
Sin palabras


domingo, 17 de septiembre de 2017

No sé


(Imagen de Robert y Shana ParkeHarrison)



No sé
Ya casi no hablo
Siento apenas algo
Pienso de vez en cuando
Sueño poco
Recuerdo demasiado
Olvido aún más
¿No será ésta
La del espejo
Otra de mis máscaras?
No entiendo
Porque atascado en mi razón
No escucho
Camino mucho
Sin moverme de lugar
Desandando el destino que me trajo hasta acá
Escribo de a ratos
A veces divago
Tampoco es importante
Si tan sólo pudiera
Darme vuelta como un guante a ver qué hay
Qué tengo dentro
No sé
Creo en el tiempo que hace relativa la realidad
Y que la vuelve incluso irreal
Lo que no está bien ni está mal
Pero es verdad


martes, 12 de septiembre de 2017

Haiku instantáneo





Hasta las sombras
Flamean con el viento
Cruje la tarde 




(Obras de Jean-Baptiste-Camille Corot)


viernes, 8 de septiembre de 2017

El Tiempo Creador





Estamos hechos de Tiempo
Cada uno de nosotros hechos  
Del mismo material que cada suceso o elemento
Incluidos todos los cielos, sueños y sentimientos 


El Tiempo es nuestro creador  
Y el único con derecho a deshacernos… 


lunes, 4 de septiembre de 2017

Otro poema de silencio


(Fotografía de Hiroshi Sugimoto)



El silencio
Se hace visible cuando lo pienso
Como una página en blanco
Inextinguible como el tiempo
Sucesivo como una letanía
Cuando lo escucho retumbar
Entre los pliegues del viento
Se vuelve real
Apenas lo pronuncio
Imposible de callar
Inasible como un eco


viernes, 1 de septiembre de 2017

Escena 1. Exterior/Ciudad - Noche






De noche la nieve hace que llueve
Jaspeando la ciudad, cuando en realidad
Se resquebraja la oscuridad
Lloviznan astillas de cielo
Sobre los edificios y las calles
Donde el asfalto mojado es un espejo
Caleidoscopio de distorsionados reflejos
De coloridas intermitentes marquesinas  
Y de concéntricas estridentes miríadas
De faros de monstruos ojos de camiones
Emergiendo del abismo
Abriéndose paso entre la neblina




Bolsa de Gatos 321/330




330. Mohammad Alaa Aljaleel, más conocido como “el loco de los gatos de Alepo”, cuida a más de un centenar de gatos en medio de la devastación. En declaraciones a la BBC Mohamad explicó: "La gente los deja conmigo porque saben que amo a los gatos". Mohammad era electricista, pero devino en conductor de ambulancia para rescate de personas, al tiempo que organizó un albergue para los gatos que eran abandonados por quienes huían buscando refugio fuera de la ciudad. "Cualquier gato hoy callejero de Alepo fue antes un gato doméstico. La gente los abandona y huye, pero yo no podría hacerlo. Incluso todos mis amigos se han ido, por lo que hoy mis amigos son estos gatos.”  




329. Martha Vago falleció el 25 de agosto del año pasado. Rescatadora de gatos callejeros, voluntaria de la ONG Sociedad Protectora de Animales Sarmiento e inspiradora de la Fundación de Gatitos, más conocida como Abu Martha, afirmó: "Está demostrado que acariciar a los gatos reduce el estrés. Cuando se frotan en nosotros transmutan la mala energía que tenemos acumulada, ayudándonos a equilibrar nuestra fuerza interior. Por eso es normal que se acuesten sobre nuestras cabezas cuando estamos atravesando algún conflicto que no podemos resolver, y si ronronean el efecto es aún mejor, porque los ronroneos son como mantras especiales que nos cantan para que podamos relajarnos.” (http://www.degatitos.com.ar) 




328. Caligrama de puño y letra del poeta mexicano José Juan Tablada (en el que intenta además una silueta de gato) dedicado al poeta chino Li - Po, “uno de los "Siete Sabios en el vino" / Fue un rutilante brocado de oro… / como una taza de sonoro jade / su infancia fue de porcelana / su loca juventud / un / rumoroso / bosque de bambú / lleno de / garras / y de misterios / rOstrOs de mujeres / en la laguna / ruiseñores / encantados / por la luna / en las jaulas / de los salterios.” (Del libro Li - Po y otros poemas - 1920)




327. “Siempre tuve gatos, todos negros, verdaderos gatos de bluesman”, dijo Jack Owens, en la foto tocando en el porche de su casa junto a su acompañante, el gran armoniquista Bud Spires.  




326. En el monasterio de Colombaio, fundado en 1220 por San Francisco de Asís, vivió enclaustrado el Beato Guido de Selvena, religioso franciscano de la provincia de Grosseto, hombre de fe firme pero de frágil salud, de quien se cuenta que a veces no comía, para no quitarle tiempo a la oración, por lo que Dios le envió un gato blanco que todas las tardes se metía en un bosque cercano a cazarle pájaros con los que después se alimentaba.  




325. En “El libro de cuentos de Corazón” Agustín González cuenta la historia de una gata escritora de cuentos románticos llamada Corazón. El libro fue publicado por la editorial Danke y en su blog leerentodaspartes.blogsport.com.ar la escritora, actriz y cantante de rock independiente Rosario Bléfari lo recomienda con todas las letras.  




324. En “Hemingway’s Cats: An Illustrated Biography”, de la periodista Carlene Fredericka Brennen y editado por Pineapple Press, aparece esta carta enviada por Ernest Hemingway a su amigo Gianfranco Ivancich, en la que narra su dolor por haber tenido que sacrificar a su gato Uncle Willie luego de que fuera arrollado por un coche. “Mary llegó y me dijo, tómatelo con calma, algo horrendo le ha pasado a Willie. Corrí hacia la calle y encontré a mi Willie con las dos piernas traseras rotas, una por debajo de la rodilla y la otra a la altura de la cadera. Lo había pisado un malnacido que luego huyó y mi Willie, pese a su estado, había vuelto a casa ayudándose con las delanteras. Ronroneaba y parecía estar seguro de que yo lo salvaría, pero no había mucho por hacer, de modo que tomé la decisión de acabar con su dolor que en minutos nomás sería todavía peor. He tenido que dispararle a gente, pero nunca a nadie a quien haya amado tanto durante once años… Y así fue que le pedí a René Villarreal, un cubano que trabaja en casa, que preparara un tazón de leche para mi Willie, mientras yo iba a buscar la escopeta. El ronroneo que es habitual en los gatos aumenta cuando están seriamente heridos o al borde de la muerte, de modo que, instantes después, apunté mi escopeta y mi Willie dejó de sufrir...” 




323. Aparte de los gatos, la fotografía fue otra de las pasiones de Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, más conocido como Juan Rulfo, extraordinario escritor y guionista de cine mexicano.  




322. La actriz Bebe Daniels filmó con Rodolfo Valentino y Harold Lloyd, y fue una transgresora para su época, tal vez la primera “flapper”, anglicismo usado en los años ‘20 para referirse a las mujeres que abusaban del maquillaje, lucían faldas cortas o despreciaban el corsé, aparte de beber alcohol, fumar y tener conductas contrarias a lo establecido y a las buenas costumbres, tales como no ocultar sus inclinaciones sexuales o preferir la vida en soledad junto a su gato antes que aspirar al matrimonio o a formar una familia. 




321. “En la historia resuenan temas como la religión, el racismo y la intolerancia, pero siempre en función de lo que genera el gato como protagonista símbolo. La culpa de todo la tiene mi mujer que una vez, cuando estaba deprimido, sin ideas y sin saber qué hacer, vino a mi estudio y me dijo que ‘si algo dibujaba bien yo eran gatos y que sólo debía encontrar una buena historia protagonizada por un gato'. Y ahí nomás me surgió el título y comencé a dibujarlo y después sólo fue cuestión de llegar al final”, refirió Joann Sfar sobre su exitoso libro “El gato del rabino”.